Obsesiones y Fantasías Homosexuales

2 envíos / 0 nuevos
Último mensaje
DanielEncinas82
Obsesiones y Fantasías Homosexuales

  

Hola, 

Tengo 27 años. Hace tiempo empecé a obsesionarme muchísimo con la idea de ser bisexual. Siempre he tenido muchas relaciones con chicas y todas han sido más que satisfactorias. Siempre me han excitado muchísimo y he llegado a eyacular sin problema alguna. He tenido 2 novias durante dos años cada una y las relaciones sexuales han sido siempre muy satisfactorias. Además siempre me encuentro tan excitado que tardo muy poco en recuperarme después de la eyaculación y puedo continuar con la práctica del sexo ya que no pierdo la erección después de la eyaculación. El comienzo de mi obsesión fue un poco estúpido. Siempre he sabido reconocer cuando un chico era guapo y siempre he sentido admiración e incluso envidia por los chicos que tienen un cuerpo bonito. Nunca le di a esto ninguna importancia porque siempre tuve claro mi sexualidad durante mi adolescencia. Pero sorprendentemente, con 22 años, ya pasada mi pubertad, adolescencia y época de exploración, empiezo a darle mas importancia de la merecida al hecho de que puedo considerar atractivo a algunos chicos y empiezo a obsesionarme muchísimo con la idea de la bisexualidad, hasta el punto de sentir una ansiedad enorme cada vez que me cruzaba con un chico atractivo a mi parecer. Se perfectamente que si los chicos me gustaran la sensación tendría que ser placentera y no de ansiedad. Pero la misma ansiedad me genera dudas y las dudas hacen que me obsesionen sobre la idea de la bisexualidad. Hasta el punto de estar obsesionada y tratando de analizar diariamente cualquier tipo de sensación para que mostrarme si verdaderamente soy bisexual o no. Con el tiempo, empecé a desarrollar pensamientos e imágenes homosexuales, tales como besar al chico que estoy halando con el, aunque ésto es mas bien obsesivo porque me pasa con chicos o personas que incluso no me parece atractivas, simplemente me pasa por el hecho de ser de mi mismo sexo, ya que todo sensación que experimento cuando estoy con alguien de mi mismo sexo me obsesiona. Incluso llego a estar continuamente pendiente de si tengo una erección cuando estoy hablando con alguien de mi mismo sexo, la cual nunca en mi vida me ha pasado. Mi obsesión se agudizó tanto que se ha convertido en algo insoportable durante ya mas de 4 años, hasta el punto que he decido probarme a mi mismo con pornografía gay y fantasías homosexuales. Con la pornografía, la mayoría de los videos me han parecido desagradables y he tenido que quitarlos, sintiendo excitación solo una vez en la que llegué al orgasmo. Con las fantasías homosexuales he sido capaz de excitarme con facilidad e incluso eyacular, pero me he forzado a mi mismo para tener esos pensamientos y así poder averiguar si la raiz de mis obsesiones era una tendencia bisexual. Simplemente he tenido fantasías homosexuales por placer, sin forzarme a ello, un par de veces. En éstas fantasías nunca ha habido penetración, ya que me resulta muy desagradable ese pensamiento, todo se limita a masturbación común, tocamientos y alguna que otra VEZ sexo oral, pocas veces besos han aparecido en mis fantasías. Juntando las veces que me he forzado y he tenido orgasmos con fantasías homosexuales, unas 8 veces en mi vida, y las que lo he hecho por placer, 2 veces en mi vida , todas juntan 10 veces. El resto de veces que me he masturbado en mi vida ha sido con pensamientos heterosexuales y nunca he tenido ningún deseo homosexual durante mis relaciones sexuales con chicas. Por lo que si partimos desde hace 4 años que fue cuando empecé a desarrollar estos pensamientos y obsesiones; y teniendo en cuanto que me masturbo entre 2-3 veces diarias (aprox. 1.500 en los últimos 4 años), la relación es de 1 masturbación con fantasías homosexuales por 150 can fantasías o pensamientos heterosexuales. Nunca he tenido relaciones homosexuales con chicos, ni siquiera un simple beso de niños, no tengo deseo ni interés por llevar a la realidad éstas fantasías, ni estar en cama con un hombre, sería imposible que en mi vida pudiera amar a un hombre o ir dados de la mano. Tengo claro que son eso, fantasías sexuales muy esporádicas qui ni siquiera afectan la calidad de la relación sexual con mi novia. Además, cuando he tenido fantasías homosexuales, una vez perdida la excitación después de la eyaculación, cualquier tipo de pensamiento homosexual me resulta desagradable y me provoca ansiedad ya que me obsesiono con la idea de ser bisexual y no me gusta. 

Mi pregunta es: ¿¿hasta que punto mi obsesión es cierta y en realidad estas fantasías sexuales (pudiendo incluso llegar al orgasmo pensando en chicos) muestro una tendencia bisexual y lo único que estoy haciendo con mi obsesión y la ansiedad que ello me provoca es reprimir un deseo sexual que podría desarrollarse e incluso llegar a la práctica en un futuro?? 

¿¿La ansiedad que me provoca cualquier pensamiento homosexual diariamente es prueba suficiente de que, al no ser un pensamiento agradable, éste no pertenece a mi orientación sexual, o esta ansiedad es debida a que me doy cuenta de que en realidad soy algo (bisexual) que no quiero ser?? 

Muchísimas Gracias de antemano por prestarme tu tiempo y ayuda. 

Saludos.

Ago
11
2011
Foro
DanielEncinas82
Pedro Lucas
Respuesta Sexólogo

 

Hola DanielEncinas82,

Con respecto a todo lo que planteas tengo que decirte que no te plantees qué eres, no busques etiquetas para definirte, muchas palabras (sobre todo las que tienen que ver con el sexo) están cargadas de connotaciones despectivas y discriminatorias.

Dices en tu consulta “…no tengo deseo ni interés por llevar a la realidad éstas fantasías, ni estar en cama con un hombre, sería imposible que en mi vida pudiera amar a un hombre o ir dados de la mano…”.

Tú mismo te estás contestando a la pregunta de si eres bisexual. Por supuesto que no lo eres. Recuerda que tener una fantasía determinada no presupone que quiera ser llevada a la práctica.

Para terminar te dejo conKinsey, que fue uno de los pioneros de la investigación sexual humana en EEUU a mediados del S.XX. Sobre la base de más de 5.300 entrevistas personales con hombres de raza blanca, Kinsey llegó a una serie de conclusiones acerca de la sexualidad masculina:

  1. El 37% de los hombres entrevistados experimentaron alguna vez un orgasmo homosexual a partir de la adolescencia.
  2. El 13% de los varones sintieron deseos homosexuales, sin que se produjera por ello contacto físico alguno.
  3. El 25% de ellos tuvieron experiencias homosexuales no incidentales entre las edades de 16 a 55 años.
  4. El 18% mantuvieron igual número de relaciones heterosexuales que homosexuales durante un período mínimo de 3 años, entre las edades de 16 a 55 años.
  5. El 10% tuvo una conducta estrictamente homosexual durante un período de 3 años como mínimo y entre las edades ya reseñadas.
  6. Sólo un 4% manifestaba una conducta estrictamente homosexual durante toda su vida y ya manifiesta durante la adolescencia.
  7. La homosexualidad existía a todos los niveles sociales y ocupacionales.

Estos resultados, llevaron a Kinsey a confeccionar la Escala de Kinsey sobre la heterosexualidad-homosexualidad, donde el grado 0 manifestaba una heterosexualidad completa sin ambajes y el 6 una homosexualidad exclusiva y dominante. Kinsey afirma que la mayoría de las personas se encontraban dentro del número 1 o 2 en su escala.

En conclusión se puede decir que si la cultura no influyera en nosotros la mayoría seríamos bisexuales y un pequeño porcentaje de homosexuales y heterosexuales.

Saludos y espero haber sido de ayuda

Inicie sesión o regístrese para comentar